Creemos en María: Konnikova habla de poker y más en el Foro Económico Mundial

Puede que hayas oído que hubo un gran foro en Suiza la pasada semana. Y cierta jugador de poker y escritora 'best-seller' que todos conocemos estuvo allí.

Artículo original de Martin Harris

Como periodista y ponente, María Konnikova tiene mucha experiencia en conferencias. Ha conocido y hablado con muchísimas personas de prestigio en esos contextos.

Nuevamente, el Foro Económico Mundial en Davos no es un cita cualquiera.

Establecido en el año 1971, el WEF -por sus siglas en inglés- reúne anualmente a muchas de las personas más poderosas y infuyentes para participar en un debate sobre el rumbo del planeta. Eso significa que entre los asistentes hay jefes de estado, dueños y CEO's de las empresas más grandes del mundo y los pensadores más célebres del planeta.

Y eso sin mencionar a las personas de alta alcurnia.

"Definitivamente fue alucinante", dice Konnikova mientras ríe. "Fue uno de esos ambientes en los que te encuentras hablando con una persona y al darte la vuelta te topas con alguien de la realeza o una persona que jamás, ni en un millón de años, pensarías que podrías encontrar en la misma habitación en la que te encuentras".

Por supuesto, con tantas figuras importantes en el mismo lugar, reunidos con el ambicioso propósito de mejorar las vidas de todos los habitantes del planeta, no es muy sorprendente escuchar críticas de personas escépticas inseguras de que el WEF sea capaz de lograr su excelso objetivo de producir cambios estructurales en el futuro.

A pesar de ello y reconociendo que solo era su primera vez en el foro, Konnikova encontró una "onda positiva" entre los inspiradores ponentes.

"Mi impresión fue que había mucha gente allí verdaderamente apasionada e interesada en hacer del mundo un lugar mejor", explica.

EL POKER, EL GRAN SOLUCIONA-PROBLEMAS

Mientras estuvo allí, Konnikova tomó partido en el debate "Global Risk Perception, Deception and Delusion" que incluía a otros ponentes como Robert Shiller, ganador de un Nobel y profesor en Yale, o Victor Chu, presidente y CEO de First Eastman Investmen Group. Ella dio, después, una charla por su cuenta, "The Psychology of the Con: How Not to Get Fooled", en la cual explicaba a la gente qué pueden hacer para aumentar la confianza en un mundo donde las desventajas de todo tipo parecen estar en todos lados.

La respuesta a ambas -debate y charla- fue positiva y le ayudó claramente a confirmar la idea de que el WEF no es solo hablar, también hacer.

"Tenía oyentes que toman decisiones en organizaciones realmente grandes y en ámbitos muy variados, que venían a mí como 'hey, nos gustaría que vinieses a hablar de poker' o 'nos gustaría que asesorares con nosotros este tipo de legislación'", dijo Konnikova.
"Esas no son solo personas que dicen 'vamos a ver si podemos hacerlo' sino las perosnas que hacen que ocurra", añadió.

"Definitivamente fue alucinante", dice Konnikova mientras ríe. "Fue uno de esos ambientes en los que te encuentras hablando con una persona y al darte la vuelta te topas con alguien de la realeza o una persona que jamás, ni en un millón de años, pensarías que podrías encontrar en la misma habitación en la que te encuentras".

Por supuesto, con tantas figuras importantes en el mismo lugar, reunidos con el ambicioso propósito de mejorar las vidas de todos los habitantes del planeta, no es muy sorprendente escuchar críticas de personas escépticas inseguras de que el WEF sea capaz de lograr su excelso objetivo de producir cambios estructurales en el futuro.

A pesar de ello y reconociendo que solo era su primera vez en el foro, Konnikova encontró una "onda positiva" entre los inspiradores ponentes.

"Mi impresión fue que había mucha gente allí verdaderamente apasionada e interesada en hacer del mundo un lugar mejor", explica.

EL POKER, EL GRAN SOLUCIONA-PROBLEMAS

Mientras estuvo allí, Konnikova tomó partido en el debate "Global Risk Perception, Deception and Delusion" que incluía a otros ponentes como Robert Shiller, ganador de un Nobel y profesor en Yale, o Victor Chu, presidente y CEO de First Eastman Investmen Group. Ella dio, después, una charla por su cuenta, "The Psychology of the Con: How Not to Get Fooled", en la cual explicaba a la gente qué pueden hacer para aumentar la confianza en un mundo donde las desventajas de todo tipo parecen estar en todos lados.

La respuesta a ambas -debate y charla- fue positiva y le ayudó claramente a confirmar la idea de que el WEF no es solo hablar, también hacer.

"Tenía oyentes que toman decisiones en organizaciones realmente grandes y en ámbitos muy variados, que venían a mí como 'hey, nos gustaría que vinieses a hablar de poker' o 'nos gustaría que asesorares con nosotros este tipo de legislación'", dijo Konnikova.
"Esas no son solo personas que dicen 'vamos a ver si podemos hacerlo' sino las perosnas que hacen que ocurra", añadió.

PCA2018-Maria Konnikova-Monti-1881_preview blog.jpg

Maria Konnikova

El debate sobre la percepción del riesgo duró una hora, la mitad de la cual se utilizó para hablar sobre el poker y cómo el juego proporciona estrategias útiles para aquellos que ponderan riesgo y recompensa.

"LA CONFIANZA Y LA DESCONFIANZA SON CONTAGIOSAS"

Konnikova describe que su ponencia versaba "poker, estafadores profesionales, confianza y toma de decisiones". Comenzó con la constatación de que a pesar de que la confianza es natural del ser humano y la desconfianza debe ser aprendida, la tendencia en el mundo actual es que la confianza parece estar de capa caída - entre los individuos, los partidos políticos o las naciones, por ejemplo.

¿Es la desconfianza una especie de virus? ¿Es algo que podemos coger de otros? Por supuesto, dijo. De hecho concurre en las dos direcciones.

"La confianza y la desconfianza son contagiosas", explica Konnikova. "Históricamente y empíricamente puedes ver muchos de esos efectos cascada cuando encuentras a personas en posiciones de poder que muestran características que tienen que ver con la confianza y la admiración mutua...lo que a menudo inspira a una tendencia de normas sociales en esa dirección - y viceversa cuando tienes desconfianza que gesta desconfianza."

Tal y como explicó en su ponencia, es del interés de todos aumentar los niveles de confianza entre nosotros. Después de todo, la confianza es "una de las fuerzas de la naturaleza más importantes," manteniendo sociedades y países unidos. "Las democracias nunca han ido a la guerra entre ellos a lo largo de la historia", apunta Konnikova. "Y eso es tremendo, porque las democracias son sociedades en donde tradicionalmente hay niveles elevados de confianza."

Pero "estamos viendo que eso está erosionando" hoy en día con la descofianza en aumento por todos lados. "Esa es una de las razones por las que pensé que era importante dar esa charla tan específica", explica Konnikova.

"Elegí este tema de forma estratégica porque pienso que es un mensaje importante ahora mismo. Porque si compartes este mensaje mientras la confianza se erosiona es una forma de ayudar a la gente a que vuelva a confiar y así crear una atmósfera general mejor".

CUANDO TE DEN CONFIANZA, DEBES ADAPTARTE

En su ponencia, Konnikova animaba a sus oyentes a "creer, pero constatándolo", manteniendo el punto de mira en cuándo y en dónde podemos considerar la situación antes de decir que creemos lo que vemos o escuchamos.

Algo parecido ocurre en la mesa de poker. Como apuntaba Konnikova, no podemos confiar en todo el mundo constantemente pues 'bustearemos' si lo hacemos. Pero tampoco podemos desconfiar siempre de todo el mundo si siempre pensamos que nos están 'faroleando' en el river cuando nos apuestan fuerte. Esa es otra forma de perder rápido las fichas.

De nuevo debemos ser capaces de encontrar el equilibro, de adaptarnos.

"Creo que lo que la gente no entiende de los mejores jugadores de poker del planeta es que, con frencuencia, puede ser mucho más difícil foldear que pagar", dice Konnikova. "Y foldear viene de cuando entiendes que te están diciendo la verdad".

"Los grandes folds son, a veces, la característica principal de los grandes jugadores y no los grandes 'calls'", sigue diciendo. "Tienes que ser capaz de hacer ambos pero los grandes folds son con frecuencia mucho más difíciles. A veces tienes que ser capaz de decir, '¿sabes qué? Te creo. Me estás diciendo la verdad".

Tanto el debate como la ponencia están disponibles en la página web del Foro Económico Mundial.

1. "Global Risk Perception, Deception and Delusion"
2. "The Psychology of the Con: How Not to Get Fooled"

¡Ases y abrazos para todos!

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo