Vanessa Selbst habla de su enorme 2012 y mejor inicio de 2013

Por Vanessa Selbst

Generalmente no soy muy sentimental, pero no puedo ser otra cosa que reflexiva al inicio de un nuevo año. De algún modo, el día 1 de enero te invita a mirar atrás y repasar el último año de tu vida -las cosas que has conseguido y las que no- y pensar cómo podrías hacerlo de forma diferente el año siguiente. Yo debo decir que el 2012 fue fenomenal.

Éste era el primer año de mi carrera como jugadora de poker en que el juego y mis estudios de abogacía no competían por mi tiempo y mi atención. En enero de 2012, hice mis últimos exámenes, cerré mis pesados libros de texto y crucé los dedos para que mi diploma llegara con el correo. Entonces me lancé con todo mi corazón en el poker. Sentía que algunas partes de mi juego se habían deteriorado y dado que no soy alguien que esté contenta con su mediocridad, canalicé mi energía en pensar analíticamente sobre mi juego, reparar mis debilidades y jugar creativamente. ¿Cómo podría llevar mi juego al siguiente nivel?

NEIL2569_PCA2013_Vanessa_Selbst_Neil Stoddart.jpg

Cambié el estudio intenso de las leyes por el estudio intenso del poker. Jugaba siempre y dónde podía. Me congelé en Deauville en febrero, volé sobre los Alpes suizos en marzo, paseé por las calles de Berlín en abril y sudé con el sol de Monte Carlo en mayo. Jugué EPT, WPT, LAPC, Bay 101 y Premiere League. Cuando me sentí cómoda con mi NLHE y PLO, puse mi mirada en los juegos mixtos. Leí libros, jugué en PokerStars, miré vídeos y me esforcé mucho. La recompensa fue tremenda.

Mis World Series fueron increíbles. Cuando vas a las World Series, siempre hay un sentimiento de optimismo y emoción sobre a posibilidad de conseguir un brazalete, aunque pronto es aniquilado por las eliminaciones diarias y las largas horas. Pero este año fue diferente para mí. Gané mi segundo brazalete y coseché algunos grandes resultados. Me quedé muy cerca en el primer evento que jugué, en el que acabé en cuarto lugar, así que fue un poco frustrante el hecho de estar tan cerca y no llegar. Ese deep run fijó el tono para el resto de mis series, y me hizo esforzar más. No descansé en mi persecución de un brazalete, que eventualmente llegó en el Evento 52, un torneo de juegos mixtos de 2.500 $. Puse la guinda a mis Series con mi mejor resultado en un Evento Principal, llegando al Día 6 y acabando en 73ª posición.

vanessa_selbst_partouche_2.JPG

2012 fue un año esplendido para mí, y era muy difícil de creer que 2013 sería mejor, especialmente cuando iba a empezar con la PCA. Históricamente a PCA no me ha ido muy bien. Aunque siempre me lo paso genial con mis amigos, a PCA y el poker no se ponen de acuerdo conmigo. Puede ser porque el parque acuático sí está de acuerdo conmigo, ya que con frecuencia me encuentro eliminada de los torneos en las primeras hotas y entonces me paso el resto del día bebiendo piña colada en la piscina.

Pero estoy contenta de contaros que parece ser que el año 2013 ha roto mi maleficio con la PCA. En esta ocasión jugué mucho poker y fui poco al parque acuático. En una semana, me prometí, llegué lejos en el Super High Roller (aunque eventualmente me eliminaron con un farol enorme), gané el High Roller y subí al primer puesto de la Women's All Time Money List.

Realmente he pasado los últimos meses pensando sobre mi juego y puliendo algunas situaciones que creo jugué por debajo de sus posibilidades el año pasado. El trabajo duro ha dado sus frutos, he jugado un gran poker y mucho más concentrada en este viaje. Aunque he vuelto a casa y me he encontrado con el mismo blanco invierno, sentirse "en la zona" tan pronto este año sienta muy bien.

Pero aún no he terminado.

Si hay algo que el año 2012 me ha enseñado es que continuamente debo ver el poker como un proceso de aprendizaje. Siempre hay más que aprender, más que hacer y más que alcanzar. Yo estoy preparada para aceptar ese reto. Vamos 2013, estoy preparada para ti.

Vanessa Selbst es miembro del Equipo PokerStars Pro.

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo