Memorice sus chances según sus Outs por Leo Fernández.

Hace poco leí un artículo en donde el autor explicaba entusiasmado que la regla más útil e importante que él había aprendido era la "Regla del 4 y 2".

Es una regla muy sencilla que se aplica a manos de "proyecto", manos que no sirven por si solas para ganar un pozo, sino que necesitan de la ayuda de las cartas comunitarias para conseguir color, escalera u otro proyecto.

Con esta regla podremos realizar mentalmente análisis matemáticos, que servirán para tomar decisiones correctas y rentables en unos segundos.

Leo Fernandez-LAPT Panama-2016-9211.jpgLeo Fernández Team PokerStars Pro

Regla del 4: En el "Flop" (3 cartas en la mesa, faltan 2 por venir), multiplicamos por 4 los "Outs" y el resultado equivale al porcentaje que tenemos de concretar nuestra mano. Fórmula: Outs x 4 = %

Regla del 2: En el "Turn" (4 cartas en la mesa, falta 1 por venir), multiplicamos por 2 los "Outs" y el resultado equivale al porcentaje que tenemos de concretar nuestra mano. Fórmula: Outs x 2 = %

Outs: cartas que si aparecen nos pueden dar la victoria.
Ejemplo: Tenemos Q[diamante] J[diamante] y el flop muestra 8[diamante] 7[diamante] 4[trebol].
Nos sirven nueve diamantes para conectar nuestro color. Nueve equivale a los Outs.

Utilicemos este ejemplo para aplicar la "Regla del 4 y 2":

Regla del 4: En el flop tenemos 9 Outs, los multiplicamos por 4 y el resultado equivale al porcentaje de concretar nuestra mano. Fórmula: 9 x 4 = 36%.

Regla del 2: En el turn hacemos lo mismo, pero multiplicamos por 2. Fórmula: 9 x 2 = 18%.

Importante: Esta regla se aplica prácticamente con exactitud en el turn, pero en el flop debemos hacer un pequeño ajuste en caso de que los outs sean nueve o más:

  • Si tenemos de 1 a 8 outs la fórmula es la misma: Outs x 4 = %

  • Pero si tenemos 9 o más debemos aplicar esta fórmula: 8 + (3 x Outs) = %

Aplicándola al ejemplo arriba tratado, la ecuación sería así: 8 + (3 x 9) = 35%. Un 1% diferente al 36% que originalmente nos daba. Esta diferencia es insignificante aquí, cuando tenemos nueve Outs, pero se convierte en muy importante cuando los Outs son más, como por ejemplo cuando tenemos proyecto a color y escalera.

Para comprenderlo aun mejor, veámoslo con un ejemplo:

"Nuevamente tenemos Q[diamante] J[diamante], pero esta vez el flop enseña 8[diamante] 9[diamante] 4[trebol]. Nos sirven nueve diamantes para concretar nuestro color y tres diez para conectar la escalera. Doce son nuestros Outs (9 diamantes + 3 diez)"

Regla del 4: 4 x 12= 48%

Regla del 4 (ajustada): 8 + (3 x 12) = 44%

Ahora sí notamos la diferencia. 44% obviamente no es lo mismo que 48%. En cuanto más Outs tengamos, mayor será la diferencia que encontremos. Veamos un ejemplo Más:

"Supongamos que en la misma mano nuestro rival nos está ganando con A[trebol]9[trebol]. Entonces también nos sirve para ganar la mano que venga en el turn o en el river una Q o una J"

Tendríamos seis Outs extras, es decir ahora contaríamos con 18 Outs en total. Fórmula: 8 + (3 x 18) = 62%. Ya la diferencia con la tradicional "Regla del 4" es enorme, puesto que ésta daría 72% = 18 x 4.

DESTACADO APARTE

Seguramente pensarán; ¿por qué todas estas "reglas" son importantes? Quiero jugar al POKER, no estudiar matemáticas.

Pero para jugar muy bien al poker se necesita tener algunos sencillos conocimientos de matemática, y aunque me traten de "repetitivo" los escribiré una y otra vez con ejemplos prácticos y frecuentes.

Los detractores del poker, afortunadamente hoy ya quedan pocos, generalmente son personas de edad que confunden este maravilloso juego con una "timba" en donde sólo la suerte determina quien se lleva la victoria. Suelen compararlo con la ruleta o con algún otro juego de azar. Por eso creen que los jugadores de poker a la larga deben de perder, como suelen perder los apostadores en el casino.

Para todos los que piensen así les digo: "GRAN ERROR". En el Casino se pierde sencillamente porque la banca siempre tiene un % a su favor en las apuestas. Por ejemplo en la ruleta el número 0 produce ese desbalance de %, si uno apuesta a negro, tiene 18 números favorables y 18+1 desfavorables. No es una apuesta justa, porque sólo nos pagan 1 a 1 si ganamos, a pesar de tener menos chances de ganar. Una apuesta justa sería jugar al clásico "Cara o Cruz" de una moneda y que nos den 1 a 1 por cada $ arriesgado. Y una apuesta favorable para nosotros es cualquiera que nos pague más de lo que deberían darnos por nuestras chances. Por ejemplo en el poker si vamos All In preflop con AA y nos pagan con KK, tenenmos el 80% de chances de ganar y nos pagan 1 a 1. Eso es una apuesta muy favorable para nosotros.

Considero que si juego bien al poker, soy yo quien tiene la ventaja. Sentarse a una mesa de poker en donde puedo ganar o perder, es como si tuviera mi propio casino, ya que tengo más chances de ganar que de perder contra los otros jugadores, porque si domino los números que arriba he explicado, casi siempre haré apuestas favorables con ventaja para mí.

Analicemos una mano con lo aprendido:

Preflop: Recibimos A[diamante] Q[diamante].

Acción: Hacemos una subida standard y nos paga el BB (Big Blind = Ciega Grande). Ambos tenemos $1.300 de resto.

Flop: J[diamante] 8 [diamante] 2 [trebol]. (Pozo: $400).

Acción: El BB sale apostando de cara medio pozo ($200) y es nuestro turno de hablar. No hemos conectado ningún juego y conociendo a nuestro rival sabemos que si apuesta en el flop es porque él sí conectó. Ahora bien, tenemos tres opciones:

  1. Fold

  2. Call

  3. All In

a) Fold: Está claro que no es lo correcto, aunque estemos perdiendo, nuestro proyecto es demasiado bueno como para rendirnos.

b) Call: Pagar solamente para ver el turn (queda pozo de $ 800) es una jugada muy pasiva y no es buena por dos razones:

*Si en el turn sale otro diamante mi oponente puede asustarse y no pagar lo que yo decida apostarle.

*Si en el turn no nos sale nada bueno, ahora seguramente sea él quien apueste y, según la apuesta que haga, nos va a costar pagar.

Supongamos que pagamos y vemos el turn: J[diamante] 8[diamante] 2[trebol] 5[trebol]. ¿Quién se anima ahora a pagar una apuesta fuerte sobre este pozo que ya tiene $800?

Si aplicamos la "Regla del 2" nuestro porcentaje de conectar el diamante en el river (quinta carta) y ganar es: 9 Outs x 2 = 18%. Esto obviamente si sólo nos sirven los diamantes para ganar. Pero si suponemos que también nos sirve el A o la Q, tendríamos 6 Outs extras y nuestro porcentaje sería: 15 Outs x 2 = 30%

Estos dos datos, 18% y 30%, son los que deben guiarnos en nuestra decisión de pagar o foldear. Si el pozo era de $800 y el villano fue all in" con sus $1.100 de resto, no nos conviene pagar. No debemos arriesgar $1.100 para buscar un pozo de $1.900 cuando sólo tenemos un 30% de chance en el mejor de los casos.

c) All In: Como dice un viejo proverbio: "La mejor defensa es un buen ataque". Optamos por la opción C y vamos all in sobre la apuesta de $200 que nuestro rival había realizado en el flop. Si nos paga, tenemos 9 Outs si solo consideramos que nos sirven los diamantes o 15 si creemos que el A o la Q nos pueden hacer ganar. También cabe remarcar, que existe la posibilidad de que vengan 10 K o 10 9 en las siguientes calles, lo que nos daría una milagrosa escalera (lo que solemos denominar "runner runner"). Esto se debe calcular como 1 Out extra, es decir: "Cuando necesito colaboración de las dos cartas que faltan, turn y river, puedo aproximar esta chance agregando 1 Out a mis posibilidades".

Volviendo a la mano, yendo all in hemos arriesgado $1.300 para buscar un pozo de $600 más los $1.100 con los que nuestro rival nos puede llegar a pagar = $3.000. Debemos tener 1300/3000 = 43% para que la apuesta sea justa: ¿Los tenemos?

Si sólo consideramos los nueve diamantes más el Out extra por el "runner runner" = 10 Outs. Nuestra chance es (10 x 3) + 8 = 38%. No nos alcanzaría para tomar una decisión matemáticamente correcta. Ahora bien, si suponemos que el A y la Q también nos hacen ganar, por ejemplo si nuestro rival apostó con J10 (par máximo) tenemos 16 Outs: (16 x 3) + 8 = 56%. Ahora sí estamos justificados para hacer el movimiento. Nos aproximamos más a creer que tenemos 56% que 38%, sería muy raro, aunque no imposible, que nuestro rival tuviera en mano JJ 88 22 o J8, manos que le darían gran ventaja. Entonces, ponderando estas cosas, parece ser que tenemos ese 43% de chance necesario, por lo cual nuestra apuesta es JUSTA.

Otra cosa que debemos tener en cuenta es que existe también la posibilidad de que al jugarnos nuestro rival resigne la mano, lo que le da aun más fuerza y justificación a nuestro movimiento. Si nuestro rival al menos foldeara el 20% de las veces, nuestra apuesta JUSTA pasaría a ser una apuesta FAVORABLE.

Y en definitiva amigos, el poker ganador es eso: "Hacer apuestas favorables y confiar en que en una línea de tiempo nos serán rentables".

¡Ases y abrazos para todos!

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo