Vitaly Lunkin levanta el trofeo de campeón del Super High Roller


El jugador ruso alcanzó la victoria después de derrotar en el mano a mano al estadounidense Erik Seidel, que había arrancado el heads-up con ventaja en fichas. Steve O'Dwyer terminó en tercera posición, mientras que el alemán Timothy Adamas tuvo el dudoso honor de ser el jugador burbuja.

El primer evento del European Poker Tour de Barcelona en comenzar, el Super High Roller, conoció en la noche de ayer a su campeón. El ruso Vitaly Lunkin logró apuntarse una cita que contó con 40 jugadores, todos ellos de primerísimo nivel mundial. Lunkin, cuyo historial de victorias cuenta con dos brazaletes de las WSOP, sumó ayer un nuevo éxito. En esta ocasión, galardonado con un premio de 771.300€.

La cita comenzó el pasado viernes. Jugadores de la talla de Daniel Negreanu, Jonathan Duhamel, Jason Mercier, Bertrand Grospellier "Elky", Mike McDonald, David Benefield, Ole Schemion, Steve O'Dwyer o Erik Seidel, entre otros, formaron con sus inscripciones y sus recompras, valoradas cada una de ellas en 50.000€, un prize-pool de 2.448.765€. Los siete primeros jugadores tenían premio asegurado.

Ayer, los salones del Casino Barcelona recibieron a los últimos ocho contendientes con puntos. Todos se sentaron en la mesa televisada, que retransmitimos en directo a través del EPT Live, para tratar de inscribir su nombre en el prestigioso torneo. Ole Schemion, cuyo alias en PokerStars es "wizowizo", arrancó en lo alto de la tabla con 2.835.000 puntos. El último escalón era para el canadiense Timothy Adams, que con 845.000 fichas tenía el objetivo de no ser el jugador burbuja.

ept10_shr_final_table_profile-thumb-450x300-200879.jpg

Adams, que no pudo mejorar, cayó a manos de Erik Seidel. El primero colocó sus fichas ordenadamente y las movió al centro de la mesa con K♠9♠. Seidel no dudó en quedarse al quiero con pareja de damas, que aguantaron el tirón sin problemas para poner calma al resto del field, que tenían asegurado no salir de vacío de la cita.

En séptimo lugar cayó Fabian Quoss. El alemán se enfrentó a McDonald en una jugada preflop. Quoss tenía K♠Q♠ y McDonald A♣K♣. Las cinco cartas descubiertas por el crupier no dejaron ninguna dama y Quoss, que tenía algunos proyectos hasta el river, no pudo hacerse con el bote. Como consolación, Quoss se llevó 128.515€ de premio y, además, el honor de ser el jugador en romper la barrera de los 500.000.000€ en premios en el European Poker Tour.

"wizowizo" acabaría en la sexta plaza. A pesar de haber comenzado la jornada como líder, el germano tuvo un encontronazo de los grandes contra Erik Seidel. Con su agresividad habitual, Schemion hizo un movimiento de 3-bet all-in con pareja de cuatros. O'Dwyer no estaba por la labor de tirarse, ni tampoco podía, al tener en su poder una bonita pareja de ases.

Seguiría su camino el November Nine, David Benefield. Su preparación para la mesa final de las WSOP no estuvo nada mal, y aunque cayó por un kicker de diferencia, el premio que se embolsó, de 208.150€, mereció la pena. A buen seguro que lo tendremos en algún evento más de este EPT10 de Barcelona.

El campeón del EPT de Dortmund, Mike McDonald, se quedó fuera del podio. Un enfrentamiento muy difícil de esquivar ante Vitaly Lunkin lo envió a la lona. "Timex" se enzarzó en un guerra con K♦Q♦ frente a los 6♥6♣ del ruso. El flop fue Q♥Q♠6♦ y ya no hubo escapatoria. Apuestas y más apuestas hasta terminar, una vez descubierto el 8♠ del turn, con todas las fichas en el medio. En el river cayó el último seis de la baraja para dar el último golpe a McDonald, que se llevó 269.400€.

Vitaly Lunkin, Erik Seidel y Steve O'Dwyer, flamante campeón del EPT Grand Final de Montecarlo, se quedaron solos para seguir optando a la primera super pica de la temporada. O'Dwyer, con un juego casi perfecto, cometió un pequeño error, si es que podemos llamarlo así.

Cansado de que Erik Seidel abriese la mano estando él en la ciega grande, el irlandés de adopción subió el listón unos metros más. Seidel, consciente de su ventaja, se quedó para tratar de atraparlo. Y lo consiguió. O'Dwyer ligó segunda pareja de mesa y, al doblarse la jota en el turn -que era la carta más alta de las comunes-, dio por buena su mano. Empujó su stack al centro y Seidel pagó con ases. 355.100€ de premio y la sensación de que veremos a O'Dwyer muy a menudo en estas situaciones.

El mano a mano tuvo de todo. Si bien fue Seidel el que comenzó mandando, ambos jugadores se intercambiaron el liderato una y otra vez. El estadounidense demostró su valía con un juego casi perfecto. No regaló ni una sola ficha en ningún momento. Sin embargo, Lunkin dio un golpe sobre la mesa, que al final sería definitivo, gracias a una refriega preflop en la que sus reyes prevalecieron frente a los seises del subcampeón de las WSOP en 1988.

ept10_shr_heads_up-thumb-450x300-200886.jpg

La última mano, ya con Seidel en el alambre, sirvió para dar un poco de emoción al público presente. El A♣5♦ de Lunkin debía aguantar ante el K♣Q♠ de su última víctima. El flop trajo un as y dos seises, que fueron más que suficientes para darle el trofeo a Lunkin.

ept10_shr_vitaly_lunkin-thumb-450x300-200892.jpg

Estos fueron los premios que se embolsaron los siete jugadores que entraron en premios:

  1. Vitaly Lunkin, 771.300€
  2. Erik Seidel, 557.100€
  3. Steve O'Dwyer, 355.100€
  4. Mike McDonald, 269.400€
  5. David Benefield, 208.150€
  6. Ole Schemion, 159.200€
  7. Fabian Quoss, 128.515€

El día 1B del Evento Principal del EPT10 Barcelona ya está en marcha. Estaremos poniendo las mejores incidencias del torneo.

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo