Keith Becker

Keith Becker

Keith Becker se enamoró del poker cuando jugaba con amigos durante la época de la escuela secundaria en Pensilvania, EE. UU.  Ese impulso competitivo no solo por querer ganar, sino también por ser el mejor, inspiró a Keith a tomarse en serio el poker. Terminó ganando su primer torneo de poker en vivo en Atlantic City, y desde entonces, esa competitividad y camaradería es lo que más disfruta del poker. 

Esa victoria en su primer torneo de poker en vivo no fue fácil. Pasó la noche anterior leyendo libros sobre el juego; quería ser un novato inteligente. Su esfuerzo dio sus frutos, ya que ganó en la mesa final del torneo un premio en efectivo de más de US$1.000. Desde entonces, algunos de sus logros incluyen la transmisión de su victoria en el PACOOP e integrar el Equipo PokerStars Pro Online.

Con orgullo y humildad por quedar seleccionado, a Keith le cuesta creer que sea cierto. Su objetivo es derribar muros y acercar el juego a mucha más gente. Al hacerlo, le aportaría al juego sentido de comunidad y diversión. A Becker lo motiva mantener la diversión. Lo enorgullece que en PokerStars nos esforcemos por lograrlo; de eso quiere ser parte.

Gracias a las oportunidades que brinda la transmisión, llegó a conocer a una gran comunidad en Pensilvania. Esa plataforma para un único estado le permitió conocer a su público principal, por el que siente agradecimiento y al que espera conocer pronto. Lo que más disfruta de las transmisiones son las risas durante las conversaciones, que contribuyen a consolidar esos vínculos fuertes. A Keith no le importa si el poker es el centro de atención o no, para él lo importante es reírse a carcajadas y disfrutar.

Su mayor logro en las transmisiones fue la competición DareToStream. Allí pudo conocer gente nueva, hacer nuevos amigos y disfrutar de la compañía de otras personas. Esto es algo que inspira a Keith a probar nuevas ideas para sus transmisiones, pues su objetivo es seguir haciéndolas lo más entretenidas y atractivas que pueda.

Fuera de las mesas, no hay nada que Keith adore más que pasar tiempo con su mujer y su hija, las dos inspiraciones de su vida. También es un gran fanático del cine y la televisión, tema que suele sacar en sus transmisiones, sobre todo cuando analiza qué serie o programa popular es mejor.

Encontrarás a Keith en las mesas con el seudónimo whoopsboom.