Blog Nacho Barbero: Altibajos

por Nacho Barbero

Últimamente, he vuelto a jugar al poker sin parar y a viajar mucho, también. Realmente he tenido un muy buen mes, tanto en vivo como online, y he ganado una buena cantidad de premios. También hubo frustraciones, los altibajos comunes del poker, en realidad.
El mes pasado, comenzó en Chile la nueva temporada del Latin American Poker Tour. Jugué el Evento Principal y desperdicié varios pares de ases, cinco, de hecho. Ni siquiera llegué al Día 2, que fue pésimo teniendo en cuenta lo que había recaudado en cada parada del LAPT el año pasado. Eso fue un récord: obtuve premios seis de seis veces. Pero en Viña del Mar, estaba 0 de 5 con mis ases en el Evento Principal.

Después, jugué un evento con reentrada de USD$1.000 y ya estaba pasando al Día 2 con muchas fichas. Llegamos a ser cuatro jugadores, y yo era el líder de fichas, pero luego finalicé en cuarta posición por unos USD$16.000, que fue mejor que lo que había sucedido en el Evento Principal, pero igual era decepcionante.

A partir de allí, jugué algunos partidos online y tuve buenos resultados, por ejemplo, gané un paquete para el EPT Mónaco. De nuevo todo comenzaba a ir bien y a tener sentido, así que decidí ir a Florida al gran torneo en Seminole Hard Rock. Ese coincidía un poco con el EPT Sanremo en el cronograma, pero decidí hacer un viaje corto, porque parecía un buen torneo para jugar.

Ahí también desperdicié tres pares de ases, uno cada día. Llegué al Día 2 al menos en el último, pero igualé una gran apuesta y me equivoqué, con lo cual quedé eliminado.
En realidad, esa fue una mano bastante interesante. Tenía, aproximadamente, 42.000 fichas para comenzar el día, y las ciegas estaban en 600/1.200. Uno subió a 2.400 en primera posición, otro igualó la subida, y luego el botón igualó también. Tenía Q♥T♥ en la ciega grande e igualé, y en el flop había tres cartas de distintos palos T 7 2 (con un corazón). Pasé, quien había subido originalmente pasó, la otra persona que había igualado esa subida apostó 5.000, y todos terminamos igualando. Tenía la mirada puesta en quien había subido originalmente; parecía que tenía As-Rey.

El turn fue una K, que para mí no era una buena carta, especialmente si el que había subido originalmente realmente tenía As-Rey. Entonces pasé, pero él pasó también. Después, la siguiente persona apostó 10.000 realmente rápido, y por algún motivo yo sabía que no tenía nada, como As-Jota o As-Reina, o quizá un par bajo con el que estaba haciendo un farol. Terminé siendo la única persona que igualó, y luego en el river apareció la peor carta: una J. Pasé, y el tipo se jugó todo y fue all in.

Lo estuve pensando una eternidad. Creía que él podría tener 9 8 del mismo palo o algo así, pero eso no parecía probable, y después de repasar las manos anteriores, realmente pensé que no tenía nada. El pozo era grande, y a mí me quedaban aproximadamente 20.000, así que después de un largo rato, igualé. Él tenía As-Reina y había formado escalera en el river.

Quedé realmente atónito y no paraba de pensar que realmente podría haberme retirado. Lo cierto es que tenía grandes expectativas para Florida. Me tuve que ir de compras en Miami para cambiar el mal humor, así que terminé con ropa nueva, una computadora portátil y un iPod. Después ya estaba camino a Sanremo, pero en el viaje siguió mi racha de mala suerte.

Cuando subí al avión, estaba muy lleno. Terminé en un asiento del medio y traté de cambiarlo, pero no pude. Una vez que despegamos, me di cuenta de que mi pantalla para ver películas no funcionaba, y después de que intentaron arreglarla, me encontraron otro asiento en el medio. La pantalla tampoco funcionaba en ese, así que me pasaron a otro asiento, esta vez con un lugar libre al lado mío, que era como una mina de oro por la cantidad de gente que había. ¡Y la pantalla, de nuevo, no funcionaba!

Finalmente, pasé a otro asiento, en el que por fin la pantalla estaba bien. Pero estaba apretado al lado de un señor enorme que ni siquiera olía bien. Y justo detrás de mí, había otro grandote que roncaba tan fuerte que parecía un elefante.
Todavía tenía en mi mente el momento heróico en el que igualé esa apuesta, lo cual empeoraba la situación. Pero al menos tenía películas para mirar, así que me entretuve con Dallas Buyers Club y The Hunger Games, y traté de ignorar los ruidos de elefante detrás de mí.

Aterricé en Londres y me encontré con algunos amigos, como Marc-Andre Ladouceur del Equipo Online, y volamos a Niza. Estábamos a punto de aterrizar, pero estaba demasiado nublado, y el piloto levantó vuelo de nuevo. Intentamos otra vez más y no pudimos, así que nos quedamos en el aire. ¡Hablando de altibajos!

nacho_barbero_sanremo.jpg

Estuvimos tres horas dando vueltas, hasta que tuvimos que ir a Marsella. Después de otra larga espera allí, finalmente pudimos viajar a Sanremo.

Allí jugué en el Evento Principal, donde llegué al Día 2 antes de quedar eliminado (enfrenté Jotas contra Reyes). Después, jugué en el evento de €2.000 y quedé eliminado en la primera mano. El mismo día, jugué el evento turbo de Omaha pot limit y fui líder de fichas cuando quedaban 10 jugadores, pero terminé en sexta posición.
Así que hubo algunos buenos finales, pero también algunos torneos difíciles. Ahora es momento de concentrare en el SCOOP. Se me escapó un triunfo anoche, pero todavía tengo fe en que puedo ganar un título. Después de todo, en el poker, estoy acostumbrado a los altibajos.

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo