Blog Team Online: Casarse 101

Por: Katerina 'Katerina289' Malasidou

Recientemente he desarrollado una admiración secreta por la gente casada. En serio, cuando escucho que alguien está casado siento una especie de respeto por esa persona. Y después quiero preguntarle un millón de preguntas sobre cómo hicieron para superarlo. El pasado verano me comprometí con mi compañero del Team Online Andre Coimbra. Desde entonces, preguntas que nunca antes había pasado por mi cabeza son parte de mi vida diaria.

Al contrario de lo que puedas pensar, esto no tiene que ver con encontrar el amor de tu vida, permanecer fiel, empezar una familia o cualquiera de esas cosas. Seguro que todos esos temas son extremadamente importantes y forman las bases de una boda, pero si estás a punto de casarte entonces ya habrás pensado en serio todo esto (o al menos deberías hacerlo). De lo que estoy hablando aquí es de....*redoble*...¡De los preparativos de la boda!

¿Qué? ¿No estás impresionado? Bueno, tómate un minuto y piensa en ello. Os queréis el uno al otro y habéis decidido contraer matrimonio. ¿Ahora qué? ¿Desde dónde empezar?

katerina_ring-thumb-450x337-262756.jpg
Día del compromiso

Un par de meses después de nuestro compromiso, y tras haber decidido que queríamos casarnos durante el verano siguiente, me enteré de que una pequeña exposición de servicios relaciones con bodas se iba a celebrar cerca de nuestra casa. Allá fuimos y empezamos a caminar entre varios stands. Si pudiera describir lo que sentí me imagino que sería algo parecido a lo que sientes cuando vas a una fiesta y te das cuenta de que no conoces a nadie. Fue un poco incómodo y el problema no era que los vendedores fuesen secos con nosotros o intentasen vendernos sus productos. Al contrario, nos ofrecieron tantas cosas que fue abrumador. Solo que sentía como si fuesen parte de otro mundo diferente al mío.

¿Tres euros por una invitación de boda es caro o no? ¿Qué querían decir cuando nos preguntaban si habíamos decidido qué tipo de actuación nos gustaría para la sobremesa? ¿Y qué era todo eso de destrozar el vestido mientras alguien sacaba fotos? Apenas había tenido tiempo de pensar qué tipo de vestido me gustaría y ¡ya estábamos hablando sobre
destrozarlo!

No es necesario decir que dejamos la exposición con las manos vacías e incluso más confusos que antes de ir. La única cosa clara en ese punto era que debíamos contratar un planificador de bodas. Pero desafortunadamente, lo que puede hacer un planificador de bodas por ti tiene sus limitaciones. Eventualmente tienes que hacer cosas con tus propias manos (a menos, por supuesto, que seas tan bueno como para organizar tu boda entera tú solo, algo que yo no). Así que para poner un ejemplo: había recibido un correo de mi planificador de boda sobre los fotógrafos y después pasé horas revisando el trabajo de la gente que me sugirió, comparando precios y teniendo reuniones con ellos. Por supuesto me ahorró el tiempo de hacer el estudio de mercado presentándome únicamente un par de ellos, pero siempre dependía de mí para reducir esa lista a una candidatura.

Recuerdo haber pasado tantas horas delante del ordenador haciendo ese tipo de cosas y de vez en cuando habría unas mesas de microlímites y jugaba algo de NLHE. Supongo que los jugadores no suelen ver a miembros del Equipo PokerStars Pro en esos niveles y las mesas de cash no era mi formato habitual, así que a menudo me preguntaban "¿Has busteado? ¿Has dejado los SNG's?". Mi respuesta era "No, estoy jugando por diversión". ¡Y en realidad lo pensaba así! Pero poco saben esas personas acerca de que durante las manos de poker estaba pasando por un millón de fotos de vestidos de novia y decidiendo ¡la decoración de las mesas!

La gente intentó advertirme de que la organización de una boda supone mucho trabajo, pero siempre encogía los hombros. Alguien incluso me dijo que su esposa lo describió como un trabajo a tiempo completo y supongo que es así en realidad. Pero es una de esas cosas que, a menos que te hayan pasado no puedes entender. Nunca pude imaginar cuántas cosas necesitaban hacerse antes de que las hiciese.

En cualquier caso, estamos a menos de dos meses del gran día y la mayoría de las cosas están organizadas. La iglesia, el lugar, las invitaciones de boda, el texto en las invitaciones, la decoración de las mesas, el menú, las bebidas, el fotógrafo, el camarógrafo, el cóctel, la música, el transporte, las habitaciones de hotel para los invitados, los favores de la boda, la burocracia...¿Qué? ¿Estás cansado de leer? Entonces ya tienes una pequeña idea de lo que es. Ahora dime si la gente casada es o no es de admirar por haber sobrevivido a todo esto.

Lo que me mantiene seguir adelante es el fondo de todo esto: voy a casarme con el hombre al que amo. Eso y el hecho de que tras toda esta preparación será una gran fiesta. Es más, aunque estemos un poco cansados ahora, hay un viaje de luna de miel justo después para recargar pilas. ¡Va a ser increíble!

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo