Blog Team Online: No tuve otra opción

<a href="http://www.pokerstarsblog.com/en/blog/team_pokerstars_online/2016/i-had-no-other-choice-160760.shtml" target="_blank">Artículo original de Liliya "Liay5" Novikova</a>

Los festivales de PokerStars son, de lejos, mis favoritos. Son entretenidos en muchos sentidos; puedes visitar un nuevo país, reunirte con viejos amigos y hacer algunos nuevos o simple y llanamente pasarlo bien. Para muchos jugadores esas son las razones con más peso.

Recientemente estuve en Praga por el EPT y mi primer torneo del festival fue el Main Event del Eureka de 1.100 €. Sentí que jugué bien y en general estuve satisfecha con mi juego, pero conseguí caer eliminada durante las últimas tres manos del día. La eliminación fue dura de asimilar, porque había construido un gran stack. Me di de bruces con la cara negativa de los "coolers"

Al día siguiente jugué el High Roller de 2.200 € y pasé al día 2, entrando en premios, para bustear en el puesto 72 por culpa de la mala suerte. Había decidido jugar el evento turbo de 300 € en un principio pero después vi el deepstack de 1.100 €, el cual tenía una estructura mucho más interesante.

Realmente quería ganarlo. Me sentí enormemente concentrada y estuve repitiéndome silenciosamente, "¡Tengo que ganarlo" como si de un mantra se tratase. Planeé cada jugador con la máxima atención posible intentando no cometer errores. ¿Qué tamaño de apuesta hacer? ¿Cómo jugar de la mejor manera posible contra cada rival? Paso a paso fue avanzando en el torneo. Con el número de participantes bajando pude mantener un buen stack.

liliya_novikova_winner-thumb-450x300-285232.jpg

Cerca de la burbuja pude meter presión a mis rivales. Un estilo agresivo funciona bien cuando las emociones están a flor de piel y todo el mundo lo está haciendo lo mejor posible para entrar "in the money". Cuando quedaban tres mesas estaba entre los líderes. En ese momento tenía una mesa muy dura en lo que parecía una mesa formada exclusivamente por jugadores profesionales. Conocí a un compatriota que parecía un experimentado jugador de torneos y terminó ocupando la sexta plaza. Como solo hablo un poco de inglés estuvo bien conocer algunos jugadores y crupieres de Rusia y tener conversaciones con ellos en ruso durante los descansos. La posibilidad de hacer esto regularmente era muy reconfortante para mí.

Sorprendentemente, durante la mesa final me sentí muy cómoda y muy segura de mis habilidades. Pude jugar muchas manos y tener siempre un stack grande. Cuando nos quedamos tres jugadores, el torneo se volvió un poco turbo y la suerte empezó a ser determinante. Propuse un "deal" a mis rivales pero uno de ellos lo rechazó. Pude eliminarlo después.

Me quedé heads-up con un jugador de Hong Kong. Lo había conocido antes y habíamos hablado un poco. Le ofrecía pactar pero también declinó la oferta. Tras eso no me quedó otra opción que ganar ¡y me las arreglé para conseguirlo! Mi felicidad era interminable. Estaba muy emocionada y con una gran sensación por el triunfo. Es solo una de las razones por las que adoro tanto el poker.

Tengo mucho trabajo por delante para mejorar mi juego y esperemos que lleguen más victorias portando la bandera de PokerStars.

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo