Barry Greenstein: "A veces encontrar la mejor partida significa viajar"

Una de las cosas que recientemente no hecho tanto como debería es viajar para jugar en buenas partidas. Cuando era más joven y estaba soltero, si había una buena situación para el poker me enteraba de dónde era e iba ahí, porque era libre para viajar. Simplemente me subía a un avión, tenía algunos contactos y entraba en la partida.

Durante los últimos años he jugado principalmente en Los Ángeles y Las Vegas. Como resultado me he perdido algunas buenas partidas en otros lugares. Lo que mucha gente no sabe es que las grandes partidas normalmente no empiezan de un día para otro. De crean con el tiempo. Los ganadores de las partidas pequeñas ganan dinero y empiezan a jugar más alto, especialmente si hay jugadores amateur que pueden pagar más dinero.

Esto es lo que sucedió en Macao. Originalmente los buy-ins en Macao eran de entre 5.000 $ y 10.000 $. A medida que la gente fue ganando los buy-ins crecieron y crecieron. Yo me perdí esas partidas monstruosas porque nunca viajé a Macau y no invertí tiempo en crear conexiones para estar listo para jugar cuando dichas partidas tenían lugar.

Me gustan los juegos mixtos principalmente, pero últimamente los juegos mixtos están prácticamente muertos en la costa oeste. Puedo ir al Commerce Casino y no encontrar una partida. Lo único que puedo jugar es Poker Chino, que es un poco aleatorio. Escuché que había buenas partidas en Borgata, así que decidí ir a Atlantic City en octubre y ver que se cocía por ahí.

barry_greenstein_pokerstarsblog_post.jpg

Una de las rarezas de los juegos mixtos en Atlantic City es que las mayores partidas se jueganen mesas de 400-800 E.B.: mitad Stud Hi/Lo, mitad Badacey. Hay algunas partidas de 100-200 y 200-400 que incluyen una mezcla más amplia pero los límites más altos incluyen normalmente estos dos juegos. Pero aún es más raro el hecho de que las partidas de jueves a domingo se celebran en Borgata, mientras el martes y el miércoles, se trasladan al Parx Casino de Filadelfia, y todos los regulares se mueven con ellas.

Me quedé en Atlantic City durante algunas semanas, moviéndome entre AC y Filadelfia con las partidas. Después de un tiempo, mi novia y mi hija me pedían que volviera a casa. Yo decía, "tan pronto como el Commerce empiece a tener juegos mixtos, volveré a casa". Consultaba con el Commerce casi cada día, pero nunca tenían juegos mixtos. Pensé que tenía que trabajar. Éste es mi trabajo. Las partidas eran mejores en la costa este, así que me quedé y jugué.

En un momento dado mi novia vino a Atlantic City. Ella no ha jugado tanto a poker desde el Black Friday pues lo hacía principalmente en PokerStars. Una vez en la Costa Este, ella me dijo: "Wow. ¿Por qué no me contaste que el poker es así aquí?"

Esa es la realidad de jugar al poker como trabajo. A pesar de que es bueno tener partidas en vivo cerca de tu casa (y más aún el poder jugar online), a veces encontrar la mejor partida significa viajar.

Finalmente, dejamos Atlantic City el domingo 28 de octubre. Ambos perdimos ese día y decidimos volver a casa antes del huracán Sandy.

No creíamos que la tormenta sería tan grave como fue. Solo nos fuimos porque no estábamos contentos tras haber perdido. Si hubiésemos ganado ese día, probablemente nos hubiéramos quedado y no habríamos tenido partidas para jugar, ya que el Borgata cerró casi una semana después de la tormenta.

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo