'Running well'


La integrante del Team Pro de PokerStars, Leo Margets, ha comentado en su último post en el blog las muchas similitudes que guarda el poker con una maratón. La catalana es una gran aficionado al running, tal y como demuestran sus múltiples participaciones en las carreras de fondo.

Artículo original por Leo Margets

Con el November Nine revoloteando estos dias y el desenlace del Main Event de las WSOP acercándose, he recordado cuando logré un deep run en el propio Main Event de 2009, en el que terminé en el puesto 27. Es un larguísimo torneo y muy difícil de jugar. De hecho, existen unas cuantas similitudes entre jugar el Main Event y correr una maratón, otra de las cosas en las que tengo cierta experiencia.

En 2009, cuando jugué el evento principal de las WSOP, era la primera vez que disputaba ese torneo. Para entonces ya había corrido tres maratones, pero en ese momento no me di cuenta de lo mucho que se parecía jugar el torneo a correr una maratón. A partir de entonces se hizo muy evidente para mí, y el hecho de haber encontrado similitudes en ambas pruebas me ha ayudado en torneos posteriores.

Encuentra tu ritmo al principio

Durante los primeros niveles de un torneo, o durante los primeros 15 kilómetros de una maratón, no hay mucho que pensar, a decir verdad. Mucho de lo que se hace durante las primeras etapas es una mera formalidad. Uno puede complicarse las cosas (por ejemplo, puedes perder el torneo), pero sobre todo, lo que tratas es de alcanzar la siguiente etapa del evento. Para conseguirlo, por supuesto, tienes que tratar de llegar a la media y más allá.

En el Main Event, el día 1 no es una jornada para volverse loco. No puedes ganar el torneo en el día 1, pero puedes perderlo, igual que puedes arruinar tus posibilidades de terminar una maratón si vas demasiado rápido desde el principio. Así que solo ve hacia adelante e imponte un "ritmo" propio con el que puedas pasar a la siguiente etapa.

Leo_Margets_EPT8MON_Neil Stoddart.jpg

Ser fuerte mental y físicamente

Los torneos de poker y una maratón requieren resistencia mental y resistencia física. En genera, la gente no suele apreciar el poker como un juego físico, pero creo que muchos se están dando cuenta de cómo su forma física puede afectar a su juego mental, y por supuesto en un torneo largo como el ME de las WSOP esto es mucho más pronunciado.

De la misma forma, las personas n se dan cuenta de que correr una maratón requiere mucha fuerza mental. En términos de esfuerzo, pongo un 20% mental y 80% físico como lo necesario para correr una maratón.

Intentar no chocar contra "la barrera"

Otro paralelísmo entre el Main Event y una maratón es lo que podríamos denominar "el muro". La gente, en ocasiones, choca contra "la barrera" antes del final.

En una maratón hablamos acerca de esta especie de "barrera" alrededor del kilómetro 30. Si eres capaz de superar ese momento, lo más probable es que seas capaz de terminar la carrera. También existe, por supuesto, un "muro" en el ME -o cualquier otro gran torneo, en realidad- que tienes que estar mentalmente preparado para superar y llegar a la mesa final, o quizás ganar.

Viajes de auto-conocimiento

Jugar el ME (o cualquier otro torneo largo de poker) y correr una maratón puede enseñarte mucho de ti mismo. Ambos pueden funcionar como una especie de "terapia de la mente", cuya experiencia podría ser muy educativa. Ambos pueden ser muy emocionales, aunque en mi opinión, una emoción en un torneo de poker puede tener un efecto más negativo que en el caso de una carrera.

Cuando me clasifiqué entre los 27 mejores del ME en 2009, no era consciente de la importancia de llegar tan lejos. Cerramos nuestras bolsas esa noche y todavía quedaba un día más de juego (de 27 a 9 jugadores), y ahí fue cuando hablé con mis amigos por primera vez. Hasta entonces no había estado centrada en el dinero, pero después de hablar con ellos no podía dejar de emocionarme.

Creo que fue un error haber hablado con mis amigos en ese momento, pues todos me decían lo importante que era estar entre los 27 finalistas del torneo de poker más grande del mundo. En el momento en el que fui a jugar al día siguiente estaba mucho más nerviosa que cualquier otro día. Dio la casualidad de que estaba muy corta en fichas y caí eliminada muy temprano en el puesto 27.

Hasta ese momento, mi mayor premio había sido solo por 5.000$ -menos que el buy-in del ME-. Todo fue muy abrumador por un montón de razones. ¡Menuda experiencia educativa!

leo_margets_poker_anywhere-thumb-450x285-196137.jpg

Jugar para ganar

Por supuesto, cuando me eliminaron todo el mundo me felicitaba. Pero de nuevo, las emociones eran muy fuertes. Me entraron ganas de llorar, de verdad, porque era como un corredor que todavía quería continuar corriendo.

Mucha gente corre maratones solo para terminar, y tengo un gran respeto por los que lo hacen. De la misma manera, admiro y tengo mucho respeto por las personas que vienen a jugar el ME como una "experiencia vital" o para completar una "lista de deseos". Tal vez se clasificó o compró la entrada, pero la experiencia de jugar es más importante para ellos, y no necesariamente ganar el torneo.

Para mí, sin embargo, es diferente -tanto en maratones como en los torneos de poker-. Soy una competidora y por lo tanto siempre estoy tratando de mejorar cuando corro maratones. En otras palabras, terminar no es el objetivo para mí.

Juegos de habilitad, pero con factores de suerte

Hasta ahora he corrido 8 maratones. En la primera carrera hice 3:30 y en las seis siguientes no pude batir ese tiempo. Es algo similar a lo que me ha pasado con las WSOP, que llegué tan lejos la primera vez que jugué que establecí una "marca personal".

Después de cada uno de los seis maratones siguientes me pasaba un poco como con el ME de las WSOP 2009. Me gustó terminar y la gente me felicitó por ello, pero me decepcionó por haberme quedado corta en mi objetivo.

Por supuesto, como sucede en el poker, la suerte tuvo algo que ver en esos maratones. Por ejemplo, en uno de ellos el tiempo era malo (era muy frío), lo que sin duda afectó a mi tiempo. Al igual que los bad beats en el poker, existen elementos al correr maratones que están fuera de mi control.

La carrera sigue

Este año me enfrente a mi octavo maratón, y esta vez fui a la línea de salida con una actitud diferente. Sabía que había entrenado bien y que el 90% del trabajo ya estaba hecho, así que estaba contento, aunque todavía tenía ganar de seguir adelante con una buena carrera.

¡Y lo logré! Finalmente batí mi marca personal.

Haberlo hecho me da esperanzas de volver al ME y mejorar mi resultado. Ahora soy mejor corredora y mejor jugadora de poker. Creo que la experiencia de correr maratones y jugar torneos -y el conocimiento de todas las similitudes entre ambos- me ayudará a seguir adelante.

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo