Team PokerStars Blog: Joe Cada- Retrospectiva de six-max


Cuando planeaba mi World Series of Poker de este año, sabía que quería jugar mucho más de lo había jugado anteriormente. Reservé una suite en el Río, lo que resulta muy conveniente cuando uno se queda tarde algunas noches en los juegos de efectivo. Antes de ganar el Evento Principal en el '09, jugué muchos juegos de efectivo en Las Vegas. Me fue muy bien y tuve el placer de descubrir que la acción actual sigue siendo tan impresionante como siempre. Jugué mi primera sesión de efectivo del verano después de salir muy rápidamente de uno de los eventos de la WSOP del mediodía. Conseguí un asiento en un juego de $ 10 / $ 25 NL en el Rio y por suerte para mí, había tres peces muy grandes en la mesa. Me fue muy bien, pero una vez que los peces quebraron, toda la mesa quebró. Todavía estaba ansioso por jugar, así que me dirigí al Bellagio, donde había un juego de $ 25 / $ 50 con un ante de $ 100 desde la ciega grande. Aunque esta era una alineación más dura, aún había un punto débil, y este terminó regalando todas sus fichas. Cuando fue eliminado, el juego era de cuatro manos y jugamos de esa manera por un tiempo porque un muchacho se quedó trabado. Sin embargo, él estaba jugando muy mal por lo que en realidad hizo que el juego mejorara un poco, a pesar de que eran tan pocas manos. Pero al igual que la primera mesa, una vez que el muchacho se fue a la quiebra, el juego también lo hizo.

2013_wsop_joe_cada_six_max.jpg

Así que los juegos de dinero me están tratando bien en este momento, y podría decirse que los torneos son así, a pesar de que parece que no puedo escaparme del cuarto lugar. Justo antes de la WSOP, el Heartland Poker Tour paró en Michigan, y en vista de que el evento estaba tan cerca de mi casa, me decidí a jugar. Acabé terminando cuarto en el evento principal de $ 1,500. Fue genial alcanzar una mesa final en mi haber justo antes de salir para Las Vegas.

Como he estado jugando mucho en línea, me sentí muy preparado para la WSOP y terminé llegando a una mesa final en de los primeros eventos que jugué, el six-max de $ 1.500 NLHE. Fue increíble ver cómo algunas personas estaban dispuestos a despejar sus pilas en los primeros niveles. Creo que cuando algunos jugadores se acercan a un torneo en inferioridad numérica, se sienten ofendidos cuando pierden fichas y sienten la necesidad de volver a la pila que tenían antes. Se apegan a las manos y no se toman el tiempo para volver a evaluar la situación en cada calle para poder tomar la mejor decisión. En un pot temprano, las ciegas estaban 75/150 y subí a 400 desde el cutoff con K-9. El botón pensó en resubirme, pero terminó sólo pagando los 400. El flop trajo K-9-6 arco iris y lideré por 600. Él flat-called y el turn fue un tres offsuit. Apuesto a otros 1.500 y él atasca para 12.000! Acabé pagando con par doble y él quedó drawing dead con AJ. No pensé que tuviera sentido atascar para 12K (cuando el promedio de fichas todavía era cercano a 5k) con ningún tipo de mano en la que él quería acción. En ese caso, me pareció que un aumento o incluso un flat-call sería una mejor opción.

Creo que jugué bien durante todo el torneo, pero también me encontré con un montón de lugares en los que tuve la oportunidad de beneficiarme con los costosos errores de mis oponentes. He aquí otro ejemplo. Con las ciegas en 1000/2000 y la pila promedio de alrededor de 50 mil, subí a 4500 con K-4 de distinto palo en el botón y la ciega pequeña pagó. Ambos teníamos grandes stacks: él tenía unos 110k y yo tenía 260k. El flop vino 8-7-2 con dos diamantes y un corazón. Él pasó, yo aposté 5000 post-flop y pagué. Con el turn vino el rey de corazones poniendo dos corazones en la mesa junto con dos diamantes. Él pasó nuevamente, yo aposté 11.000, y él check-raised all-in por 90.000. En ese momento, fue bastante fácil para mí. En esa clase de mesa pensé que él habría subido el flop con un set o con una mano de dos pares. Y si tenía una mano tan fuerte, él habría hecho un raise y called a ship en vez de enviarlo él mismo. Sentí en ese momento que tenía un cierto patrimonio en la mano, pero él no quería que yo igualara la apuesta. Teniendo en cuenta la textura de la mesa, él podía tener 9-T, cualquier open-ended straight draw, cualquier flush draw, y turned pair o turned heart draw. Acabé pagando y él volvió J-T para un gutshot. Gané un enorme pot y realmente me ayudó a avasallar el torneo por un tiempo. Sin embargo, una vez que llegué a la mesa final, no pude avanzar mucho. Tenía el mismo stack cuando quedaban seis jugadores que cuando quedaban cuatro. Me sentí como si estuviera atrapado en punto muerto y me encontré en un montón de situaciones marginales.

Terminé con otro cuarto puesto y un par de semanas más tarde, llegué a otra mesa final de la WSOP. Sé lo afortunado que fui al tener otra oportunidad de ganar un brazalete, pero sólo adivinen en dónde terminé. Les voy a dar una pista: entre el tercero y el quinto.

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo