Los riesgos del poker perfeccionista


por Leo Margets

Ya estoy de regreso en casa de las World Series. No jugué tanto como en veces anteriores; solo fui dos semanas. No fue un viaje demasiado bueno en lo que respecta al poker, debo admitir. Siempre es un poco molesto cuando vas a Vegas y las cosas no salen demasiado bien, porque cuando vas a las WSOP, no puedes evitar soñar con ganar a lo grande.

Me sentí conforme con la manera en la que jugué, pero no me desempeñé demasiado bien en las manos que más importaban. Por supuesto que es importante ser honesto con uno mismo cuando no estás jugando bien. Si llegas a 15 ciegas grandes en un torneo y luego quedas eliminado en una mano en la que eras favorito en 80-20, aun así tienes que tener en cuenta todo el torneo --incluido por qué llegaste a tener una pila pequeña-- y no tan solo enfocarte en la única mano que te eliminó.

Sin embargo, no me gusta quejarme de las malas rondas en el poker porque, después de todo, son parte del juego. Me desagrada cuando los profesionales se quejan de las manos malas y de estar en el lado incorrecto de la varianza. Uno quiere estar en esas posiciones cuando es favorito, y cuando llegas a esos lugares, algunas veces puede suceder que tu oponente se lleve el pozo. Es algo que hay que estar dispuesto a aceptar.

Yo me pongo mucha presión --a veces, soy un tanto perfeccionista--, lo que puede empeorar la frustración cuando no llegan los resultados. Sin embargo, soy positiva y trato de ser constructiva cuando estoy alejada de las mesas. Además, quejarme no me hace sentir para nada mejor. Para algunos, quejarse es realmente una manera de aliviar un poco la frustración, pero eso no funciona conmigo. Creo que ni siquiera debería hacer comentarios sobre las malas rachas, porque simplemente son parte del juego.
Y hablando de ser constructiva, he decidido tomar algunas clases, especialmente centrándome en hiperturbos de seis máx. y uno contra uno Sit&Go. Disfruto de esos formatos, y también se adaptan a mis horarios, ya que no siempre puedo estar todas las noches en los torneos multimesa. Puedo jugar dos sesiones de partidas híper y mano a mano por día, lo cual es una buena manera de obtener ganancias y de mejorar mi juego en general.

leo_margets_perfectionist-thumb-450x300-235928.jpg

La otra ventaja con los Sit&Go es que puedes invertir mucho más volumen en un periodo más corto que con los torneos multimesa, lo que significa que tu esfuerzo y dedicación se reflejarán en los resultados más rápido.

Ya hace varios meses que estoy pensando en prepararme para estos formatos, incluso desde antes de Survivor. Voy a tomar clases intensivas durante una semana con uno de los mejores jugadores en estos formatos. Busco mejorar mis juegos de mesa corta y mano a mano, pero por supuesto que todas estas habilidades se trasladan a otras variedades de poker. Es similar a trabajar una parte diferente de tu cerebro de poker, y eso siempre mejora el bienestar general de tu juego.

En este momento, estoy trabajando en eso, pero realmente estoy esperando la nueva temporada del EPT y jugar en Barcelona. Adoro jugar en mi ciudad natal. He tenido buenas rachas en el EPT Barcelona durante tres años hasta el año pasado, así que me entusiasma volver y que me vaya bien aquí de nuevo. Para mí, también es muy bueno estar en casa cuando juego (vivo a unos 10 kilómetros del lugar). Como no soy una gran fanática de los hoteles, para mí es perfecto.

Después de las WSOP, estoy ansiosa por regresar a las mesas en vivo y jugar un torneo importante de nuevo, también.

Leo Margets es miembro del Equipo PokerStars Pro


Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo