Big stack, short stack. Resto grande o pequeño por Leo Fernández

Hola amigos y amigas del poker de toda Latinoamérica, en la nota de hoy nos adentramos en el mundo de los stacks, ya que determinan nuestra forma de jugar y la de nuestros rivales. Estar atento a las cantidades puede hacernos prevalecer, aún con cartas incómodas. Preste atención.

Leo Fernandez-LAPT Panama-2016-9211.jpgLeo Fernández Team PokerStars Pro

Debido a la irrupción de Internet en nuestras vidas y en el poker, mejor conocer los términos en inglés. Muchas veces me preguntan cosas como: "Leo, tengo Q Q en una mesa de $2/$5 como BB y alguien entra rebotando a $15; todos fold. Yo re-reboto a $40. ¿Está bien?"

Aquí falta mucha información. Al describir, evaluar, comentar o criticar una mano es importante nombrar todas las variables de la misma, las cartas que tenemos, nuestra posición en la mesa, el valor de las ciegas y la cantidad de fichas que todos los jugadores involucrados tienen. También, por supuesto, lo que nosotros sabemos de los jugadores, si son tiburones o peces, y sus tendencias, rocas o liberales.

Entre ellas, el "resto", las fichas que tenemos delante, es de mucha importancia. Tanta, que recomiendo, al empezar cada mano, que tengamos muy presente los restos de nuestros oponentes. Más que eso, necesitamos saber la relación que hay entre los restos y el valor de los BB o de las fichas que hay en el centro de la mesa al empezar cada mano, o sea, la suma de BB + SB + Antes. Un jugador puede tener apenas $200 en fichas cuando en el medio hay ciegas de $0,50/$1 sin antes. Su resto es de 200BB, o sea un resto grande. Otro jugador tiene $1.000 y las ciegas son de $25/$50. Su resto es de sólo 20BB, o sea, un pequeño resto.

¿Cómo interviene este conocimiento en nuestro juego?

Supongamos tener A 7, soy dealer en una mesa de $5/$10, alguien sube a $20, uno paga, mi turno, también pago para ver barato un flop con lindo proyecto y posición. El BB completa, 4 jugadores con $85 en el pozo ven A 8 5.

El BB se juega $40, los otros se van. Tengo par máximo sin kicker. Pago en el acto. Arriesgo $40 para buscar $40 + $40 + $85= $165. Debo de tener 40/165= 24%, o más, de chances de ganar y juzgo que las tengo. Sólo estoy mal si él tiene un As mejor que el mío, que me deja apenas un 22%.

Consejo extra: ¿Cómo sé que tengo esa chance 22%, si el otro tiene un mejor As, por ejemplo A 9? Por la regla del 4 y 2. Cuento mis outs y multiplico por 4. Aquí gano si vuela mi carta, un 7 = 3 outs. A mis lejanos proyectos a escalera o color les puedo dar 1 out a cada uno: tendría 3 + 1 + 1= 5 outs, que x 4= 20%. Hay un poquito más porque puede

volar un 8 o un 5 seguido de una carta mayor a su 9, entonces empatamos. El BB podría tener 9 8 o 7 6 u otras tenencias inferiores a la mía, que justifican su jugado por su poco resto. Pago fácil.

Ahora supongamos que el tipo manda $40, pero tiene $300 atrás, y yo también. Además, yo sé que es un jugador que sólo manda si tiene algo bueno. Era el primero en hablar y lo esperaban 3, uno de los cuales rebotó preflop y los otros pagaron. ¡Ahora es muy distinto! Ya no me gusta pagar, porque posiblemente me vengan más apuestas en el turn y en el river. Y no las puedo aguantar. Prudente fold.

Si soy yo quien tiene poco resto, por ejemplo $40, entonces sí que puedo pagar. Me aseguro ver las cinco cartas de la mesa sin poner más fichas. Él no me puede echar.

¡Pagar o foldear con las mismas cartas, flop y apuesta depende del tamaño de ambos restos!

Otro ejemplo.

Tengo $800 en el dealer, en una mesa de $1/$2, hay dos limpers y yo con A K aumento a $10, los ciegos fold y los limpers pagan y vemos 10 4 2, un muy buen flop, dos sobrecartas y proyecto a color máximo. Ambos limpers chequean hacia mí y apuesto $25 sobre un pozo que tenía $33.

El primero paga, pero el otro me sorprende con un check-raise a $100. Es un buen jugador que puede tener un set, A 10, un proyecto o quizás me quiere bluffear. ¿Qué hago? Con esta mano jamás foldearé. Vimos en un artículo anterior la fuerza que tiene jugarse con proyecto a color. Mi duda está en pagar callado para ver lo que sigue o jugarme.

¡La respuesta está en los restos!

Resto chico:

Quien rebotó tiene $200. Si pago los $100 y el primer limper se va, mi mano pierde mucho valor si en el turn no vuela un ; no sería correcto pagar los $100 que le quedan a mi oponente si se los juega, para buscar un pozo de 100 + 100 + 258= 458, debería tener 100/433 = 23% y sólo tengo 18% (los 9 ) por la regla del 4 y 2. Entonces es mejor jugarme yo.

Pueden pasar varias cosas: el primer limper, seguro que va a foldear, pagó pasivamente poco y ahora se le vienen las fichas encima. Tal vez foldée un 10 que por el momento va ganando. El que me rebotó quizás lo hizo en bluff o también con un 10, se puede asustar e irse. Y si me paga tengo al menos 35% de chance de ganar, quizás más si vuela un A o K y me hace ganador. En todos los casos mi all in es correcto.

Resto grande:

Quien rebotó tiene $800, igual que yo. Ahora, jugarme sería muy azaroso, arriesgo casi $800 para buscar un pequeño pozo de $183 (33 + 25 + 25 + 100). Magro resultado para arriesgar tanto, si el tipo tiene set (mi chance es apenas 26%). Incluso si tiene A 10 y piensa que su mano es mejor (lo es 53%). Entonces es mejor sólo pagar y ver el turn, y decidir después.

Es más difícil jugar con restos grandes.

Por eso recomiendo a los principiantes entrar en una mesa con lo mínimo posible y jugar con resto chico, que no tiene decisiones difíciles. Los buenos jugadores prefieren entrar con resto grande, para hacer valer su experiencia sobre otros que también tengan resto grande pero no sean tan hábiles.

Recuerden que pueden visitar mi pagina web en : www.leofernandezpoker.com

¡Hasta la próxima!

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo