EPT Grand Final Super High Roller: 'altiFC' se estrena a lo grande


El Super High Roller del PokerStars and Monte-Carlo® Casino European Poker Tour Grand Final despidió ayer la novena temporada del circuito con más solera del poker europeo. Después de 21 niveles de juego, y 3 días de duración, el último de los 41 jugadores, Max Altergott, "altiFC", se hacía con todas las fichas que estaban en juego para proclamarse vencedor del evento. Después vinieron las fotografías con el trofeo y el imponente premio, que ascendió a 1.746.400€. El Team Pro de PokerStars, Jason Mercier, fue su última víctima.

La mesa final, formada por 7 jugadores, no estuvo exenta de emoción. En algunos momentos, y debido a los stacks -relativamente cortos-, los movimientos defensivos brillaron por encima de los especulativos, algo que restó diversión a la retransmisión. Pese a ello, no faltaron los grandes encontronazos ni tampoco los gigantescos botes.

Jason Mercier, el Team Pro de PokerStars, comenzó la velada como líder en fichas. Desde el primero momento, el de Florida trató de imponer su ritmo, ya fuese buscando la debilidad de los jugadores más cortos o bien apoyándose en su posición para abrir los botes. No surtió el efecto deseado, y tras los primeros compases, el de Miami vio reducido su stack. Si, además, a esa situación le añadimos la eliminación de Mike Watson, en la séptima posición, a manos de Sorel Mizzi, el torneo contaba con un nuevo líder -el propio Mizzi-.

jason_mercier_shr_ftw.jpg

Mercier abría la mano en primeras posiciones, solo para ver a Watson poner sus últimas 13 ciegas en el centro de la mesa. Mizzi, en la ciega grande, completaba, puede que buscando que también lo hiciese "treysfull21", pero éste último no mordía el anzuelo, y escapaba de la mano. Los A♠A♦ de Mizzi bastaban para reducir el field a seis jugadores.

En este punto, Scott Seiver, Timothy Adams y Max Altergott, buscaron la forma de doblar su stack para meterse de lleno en la pelea. Lo consiguieron, por momentos, aunque el paso de los minutos volvía a dejar su stack bastante mermado respecto de los dos hombres de cabeza: Mizzi y Mercier. En una posición intermedia se situó Vladimir Troyanoksviy, que pronto pasó a tener una pila de fichas corta y unirse al resto de perseguidores.

Pasaron unos minutos en los que solo se decía una cosa al mover ficha "all-in". Pero no se escuchaba a nadie decir "call". Excepto en una ocasión, en la que resultó que Mercier y Adams tenían la misma mano, así que reparto del bote y el torneo que seguía con el mismo guión. Hasta que Scott Seiver, por enésima vez, movía su stack al centro de la mesa y, en la ciega grande, Mercier pagaba. 9♠9♦ para el primero y A♠Q♠ para el segundo. El flop 5♠K♦5♦ no cambiaba absolutamente nada. Quizás, le daba un poco más de ventaja a Seiver. Pero el [10s] del turn le abría todos los proyectos posibles al de Miami, que termina por completar color con el 8♠ del river.

scott_seiver_monaco9_shr_ftw.jpg

En la mano siguiente, Mercier pedería mucha de la ventaja que había ganado. Tras llegarle la mano limpia se restaba desde la ciega pequeña con [A][3], algo que, aparentemente, sería suficiente para tirar a su rival, Altergott. Pero el alemán se quedaba a la batalla con A♣J♣. Una batalla que ganaba y lo situaba con cerca de 40 ciegas, muy cerquita del líder.

La quinta posición, y cuando todavía estábamos digiriendo la anterior eliminación, fue para Troyanovskiy. El ruso abría desde primera posición y Mizzi, desde la ciega grande, empujaba sus más de 2,5 millones de puntos. El jugador soviético se la jugaba con el matrimonio [K][Q]. Enfrente tenía el [A][J] de Mizzi, que tras sufrir viendo las comunitarias, recuperaba el liderato de la mesa, que se quedaba con tan solo cuatro jugadores.

tv_set_monaco9_shr_ftw.jpg

De los cuatro contendientes que se mantenían en la pelea, Timothy Adams era el que más crudo lo tenía para mejorar el resultado que ya había conseguido. Mercier, Mizzi, y Altergott habían llevado sus stacks por encima de las 40 ciegas, una situación bastante cómoda. Adams, sin embargo, apenas contaba con 10 ciegas, por lo que necesitaba, urgentemente, doblar su stack para, por lo menos, reengancharse a la lucha por el título. Y lo cierto es que encontró una situación difícilmente mejorable. Altergott abría desde primeras posiciones, y el canadiense se encontraba en sus manos una bonita pareja de nueves, suficiente para jugarse la sus aspiraciones. De vuelta al jugador germano, éste no podía hacer otra cosa que no fuese pagar. Así que con su [A][8] se fue a la batalla y, afortunadamente para él, el flop trajo un [A], que finiquitaba al de Ontario.

Con dicha eliminación, los jugadores se fueron a un descanso de veinte minutos. A la vuelta, y sin noticias de que se alcanzase pacto alguno, Sorel Mizzi intentó un meter un poco de presión sobre "altiFC", que había demostrado mucha seguridad en todo momento. Con la ciega grande en 100.000 puntos, Altergott hacía una pequeña subida hasta 200.000, que inmediatamente Mizzi ponía en sus más de tres millones. Mercier revisó sus cartas, solo para cerciorar que no quería saber nada de esa acción, y el alemán no pestañeaba antes de pagar. Los anzuelos [J][J] para "altiFC" y el matrimonio [K][Q] para Mizzi, que se tenía que conformar con ver un sobre la mesa como caían, una tras otra, las cinco comunitarias 8♦4♦4♣3♣J♠.

sorel_mizzi_monaco9_shr_ftw.jpg

El torneo era cosa de dos jugadores. Mercier, que había comenzado como líder, se movía con 50 ciegas al inicio del cara a cara. Altergott, por su parte, mantenía cierta ventaja gracias a sus más de siete millones de puntos, es decir, 70 ciegas. Los primeros botes se repartieron. Ambos parecían testar cómo rascar unas cuantas ciegas del stack rival. En esta pequeña reyerta sacó mayor tajada el Team Pro. En una de la manos, y habiendo ligado trío, su oponente aguantó con proyecto de color, que nunca se completó. Eso le dio de nuevo el liderato en fichas, que perdería en la siguiente mano.

"altiFC" abría a 200.000 con Q♠Q♣ y Mercier, en la ciega grande, ponía el listón en 550.000. De vuelta a Altergott, éste iba un paso más allá y colocaba en el centro de la mesa un millón. Mercier pagaba y el flop mostraba 7♥8♠J♦. Mercier optaba por hacer check-call a la apuesta de 700.000 del alemán y el turn llegaba en forma de 4♦. Mercier volvía a pasar y Altergott apostaba 1,2 millones. El estadounidense se restaba y Altergott pagaba. Mercier enseñaba K♦7♦ y esperaba ayuda del river, que finalmente no llegó al caer el 2♣. Todavía habría tiempo de vivir una mano más, pues Mercier se había quedado con dos ciegas, que fueron al centro inmediatamente. Pero su [10d]6♦ no aguantó contra el J♣9♠ del campeón.

max_altergott_monaco_winner_shr_ftw.jpg

Estos fueron los premios que se llevaron los finalistas:

  1. 1 Max Altergott 1.746.400€
  2. 2 Jason Mercier 1.115.700€
  3. 3 Sorel Mizzi 679.100€
  4. 4 Timothy Adams 485.100€
  5. 5 Vladimir Troyanovsky 339.500€
  6. 6 Scott Seiver 266.900€
  7. 7 Mike Watson 218.300€


Altergott, un jugador muy conocido en el ámbito online, consiguió, de esta forma, su primer resultado en un torneo en vivo. No está nada mal como estreno, aunque ahora el listón está un poco alto.

El European Poker Tour se despide, de momento, hasta el próximo mes de agosto, cuando Barcelona acoja la primera parada de la décima temporada del festival europeo de poker.


Por Iván Martí

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo