PCA 2012: John Dibella gana el Evento Principal y un premio de USD$ 1.775.000

PCA-2010-thumbnail.jpg

Cada año, durante más de una semana, el Atlantis Resort se convierte en la oficina de centenares de profesionales del poker. Aunque para John Dibella, su esposa Wendy, y sus dos niñas, no es más que un lugar de vacaciones al que acuden regularmente. Esta semana, las niñas de Dibella estaban yendo a la escuela Nueva York mientras su padre se divertía en las Bahamas. En otras palabras, John no había acudido para trabajar, pero volverá a casa con un título de la PokerStars Caribbean Adventure y un montón de dinero.

"Esto me supera. Parece surreal y no me puedo creer que esté pasando", dijo. "Estoy seguro que lo asimilaré mañana".

john_dibella_pca_champion_2012.jpg

John Dibella, campeón de la PCA de 2012

Estas no son las palabras habituales de un campeón de la PCA. En las mentes de casi cada excampeón de la PokerStars Caribbean Adventure, era solo cuestión de tiempo que se convirtieran en millonarios. En otras palabras, la mayoría de los anteriores ganadores del evento que nos ocupa considaraban que ganar era su trabajo, su obligación. Dibella se lo tomaba como un pasatiempo.

Dibella es un trader de 43 años vecino de Nueva York al que le gusta jugar a poker de vez en cuando. Hasta ayer, su mayor caja en vivo era de 16.000 $ en la PCA del año pasado. Hoy, tras lidiar cara a cara con el profesional Kyle Julius, Dibella ganó el título del Evento Principal de 2012, embolsándose 1.775.000 $ por ello.

Cuando le preguntaron cómo era eso comparado con su trabajo diario, Dibella dijo: "he ganado más haciendo esto, pero no voy a decir que soy un profesional".

Aun así, entretanto, es la envidia de centenares de profesionales. Muchos de ellos habían desembolsado los 10.000 $ de la entrada de su propio bolsillo. Dibella se había clasificado a través de un satélite de 1.000 $ en el mismo resort. Lo convirtió en uno de los títulos más prestigiosos del poker internacional.

Finalizado el torneo, las camaras le asaltaron y, una vez hecha la entrevista de rigor, Dibella se volvió hacia las cámaras que aún le seguían para dirigirse a su familia, que le estaba viendo desde casa.

"Nena, lo he hecho", dijo en dirección a las lentes. "¡Os quiero a ti y a los niños!".

Eso no era un día de trabajo en la oficina.

Eso era alegría en estado puro.

***

Hace más de una semana, el Evento Principal arrancó con 1.072 jugadores soñando con la gloria. Ayer, ocho de ellos se sentaron en la última mesa con el propósito de luchar por el título. Casi todos ellos eran pros. Algunos tenían mesas finales de prestigio a su nombre. Uno de ellos estaba haciendo historia en la PCA. Ninguno iba a renunciar a ese primer premio de 2 millones de dólares.

2012_pca_main_event_final_table.jpg

La mesa final de la PCA de 2012

Hay días en los que te levantas y no puedes perder. Hay otros, en cambio, en los que no puedes ganar. En uno de los días de poker más importantes de su vida, Ruben Visser se levantó con el pie izquierdo. A pesar de que comenzó la final con más de cuatro millones de puntos, fue el primero en abandonar la mesa sin ninguno.

Tras perder la mitad de su stack muy pronto, dobló a Mark Drover con un as peor acompañado que el de su rival, y después perdió la carrera con sus seises contra el A♥Q♦ de Kyle Julius. Pim, pam, pum, Visser estaba eliminado en octavo lugar por un cheque de 156.400 $.

ruben_visser_pca_2012_eliminated.jpg

Ruben Visser

Entretanto, David Bernstein, un hombre que se había clasificado para este evento gracias a una promoción gratuita de PokerStars, pudo aguantar hasta la séptima posición. Seleccionado de forma aleatoria entre un enorme número de participantes, el freeroll de UKASH llevó a Bernstein hasta la mesa finak. Ayer, corto en fichas, las perdió con cuatros contra los ases de John Dibella. Esta situación raramente acaba bien y esta vez no sería distinto. Aun así, Bernstein se llevó 260.000 $ por su séptimo puesto. En el mundo de los freerolls, éste es un buen resultado.

david_bernstein_pca_2012_elimintation.jpg

David Bernstein

De las ocho personas que alcanzaron la mesa final ayer, solo una había estado en una final de la PCA con anterioridad. Hace tres años, en 2009, Anthony Gregg se quedó a las puertas del título al perder el cara a cara final contra Poorya Nazari, llevándose 1,7 millones de dólares. Gregg, que tiene ahora 25 años, es la única persona que ha llegado a dos mesas finales de la PokerStars Caribbean Adventure.

Aunque su idea era sin duda llevarse el campeonato, seguramente hubiera aceptado de buena gana repetir el segundo puesto de hace unos años de saber que acabaría sucumbiendo en sexta posición. Se jugó sus últimas quince ciegas con A♠[10s], pero Xuan Lui le estaba esperando con A♦Q♣. La mesa no trajo ayuda alguna y Gregg estaba eliminando en un sexto lugar valorado en 364.000 $.

tony_gregg_pca_elimination_2012.jpg

Tony Gregg

Mark Drover sería el siguiente en salir. Llegó a la mesa final con poco más de un millón de puntos, así que el mero hecho de alcanzar el juego five handed es un logro por si solo.

Cuando empujó sus últimos puntos con K♥J♠, Faraz Jaka le pagó con seises para echarle del torneo tras fallar todas las calles. Con los 468.000 $ que se llevó no puede estar descontento. Al fin y al cabo se clasificó a través de un Step de 700 $ en PokerStars.

mark_drover_pca_2012_elimination.jpg

Mark Drover

Habíamos llegado a este punto del torneo y parecía que las inclemencias del poker habían preferido quedarse al margen. ¿Pero eso nunca pasa en realidad, verdad? En algún momento siempre llega ese suckout que nos recuerda que la vida no es justa.

En esta ocasión afectó principalmente a Faraz Jaka, que se jugó el resto con un par de jotas contra los cuatros de John Dibella. Todo el mundo pudo ver el cuatro antes incluso de que apareciera sobre el fieltro. Jaka no encontró la jota necesaria en turn y river y Dibella se puso con más de 10 millones.

john_dibella_double_up_pca_main_event_final_table.jpg

John Dibella

Pero la justicia en el poker es también caprichosa. No habían pasado ni diez minutos desde el destrozo de las jotas cuando Jaka recuperó cuatro millones de puntos de la pila de Dibella. Lo hizo rompiendo los ases de su oponente con K♦Q♠, all-in preflop. Poco después, Jaka acabaría con los sueños de todos los que esperaban que una mujer ganara la PCA.

Xuan Liu era la mujer que llegaba más lejos en toda la historia de la PCA al superar el décimo puesto logrado por Ana Márquez el año pasado. Tras el descanso para la cena, Liu parecía destinada a doblarse ante Faraz Jaka, con A♦7♦ contra el A♥6♦ de Jaka. Pero el canadiense ligó dobles en el flop y Liu no encontró el siete que necesitaba. Cayó eliminada en cuarta posición, embolsándose 600.000 $.

xuan_liu_eliminated_4th_2012_pca.jpg

Xuan Liu acepta su destino

Si Jaka creyó por un instante que la victoria estaba en su mano, después de haber liderado el torneo durante días, esa idea no duró más que eso. A los poco minutos sus fichas estaban en el centro con K♥J♦ contra el A♦K♠ de Kyle Julius. La mesa trajo 7♦A♣K♠9♥8♥, dejando a Jaka mermado. Aunque pudo doblarse en una ocasión, finalmente el K♠[10c] Julius vapuleó su A♠J♠ para dejarle sin fichas. Así pues, el hombre que había dormido en la cima tres de las cinco noches de este torneo, tuvo que conformarse con un cheque de 755.000 $.

faraz_jaka_pca_2012_eliminated.jpg

Faraz Jaka

Despachado Jaka, llegó la hora de hablar de negocios. Después de una breve pausa para discutir algunos detalles, Julius y Dibella decidieron pactar. Sus pilas no eran tan distintas, así que la cosa quedó con 1,5 millones para cada uno, dejando a un lado 275.000 $ y el título para el campeón.

heads_up_pca_2012_main event.jpg

Cara a cara por el título

Desde ese momento, Dibella se hizo con el liderato y nunca lo dejó escapar. Todo llegó a su su fin cuando Julius abrió el bote a 825.000 puntos con 9♦6♠. Dibella defendió con 5♣6♣ y en un flop de A♣Q♥3♣, Dibella pasó y pagó el proyectil de 725.000 puntos de su rival. Ambos pasaron con el8♦ del turn. Y cuando el [10c] cayó en el river, Dibella puso el listón en un millón. Cuando Julius faroleó all-in, todo hubo terminado. Julius tuvo que conformarse con los 1,5 millones acordados.

kyle_julius_eliminated_pca_2012.jpg

Kyle Julius

Así fue como John Dibella, jugador amateur de poker, trader de bolsa, ganador de un satélite y padre de familia, se convirtió en el campeón de la PCA de 2012.

Desde aquí le damos la enhorabuena a Dibella, así como a todos los finalistas y a los siete españoles que entraron en premios en esta nueva edición de la PokerStars Caribbean Adventure.

john_dibella_confetti_champion_2012.jpg

Las fotos de la mesa final son propiedad de © Neil Stoddart

Cobertura del Torneo en Vivo

Archivo